BIOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN

Juan Cueto Ibáñez de Zuazo fue un militar convencido defensor de las ideas democráticas y la educación como medios para superar lo que él consideraba los males de la España de la época. Fue una persona que siempre luchó por sus ideales; desde muy pronto éstos fueron la defensa de la democracia, primero con la Monarquía y después con la República. Siempre estuvo persuadido de la bondad de esta causa, a la que fue fiel con todas sus consecuencias. Por ello durante la Guerra Civil no lo dudó y se alineó con el Gobierno que creía legítimo y legal, lo que acabó costándole la vida, con un compromiso total y sincero, a pesar de los desengaños y los sinsabores de la desunión y el sectarismo dentro del bando republicano, que él sufrió en su propia carne.

INFANCIA Y FORMACIÓN

Amalia Ibáñez de Zuazo, Vda de Cueto, con cuatro de sus hijos: Augusto, Felipa, Paca y Blanca

Amalia Ibáñez de Zuazo, Vda de Cueto, con cuatro de sus hijos: Blanca, Luis,  Felipa y Francisca.

Juan Cueto nació en Villarreal de Álava el 20 de enero de 1881. Era hijo de Leopoldo Cueto, teniente de infantería, y de Amalia Ibáñez de Zuazo, ama de casa. Pasó la infancia en su pueblo natal, entre recuerdos de las guerras carlistas, que conservaban su padre y sus vecinos. Tras terminar la escuela primaria, Cueto estudió en el Colegio de los Padres Franciscanos de Aránzazu. A los 13 años quedó huérfano, pues su padre murió en Cuba en 1895. Tres años después, en 1897, a la edad de 16 años, se alistó como soldado voluntario, debido a que “no vi abierto ante mí ningún camino que me llevase a ser otra cosa”, y entró en el Colegio María Cristina de Huérfanos de Militares. Durante la estancia en este Colegio ascendió primero a cabo y después a sargento, y fue movilizado en 1898 con ocasión de la guerra con Estados Unidos. Una vez finalizado el conflicto bélico ingresó en el Colegio Preparatorio Militar de Trujillo y de allí marchó en 1900 al Colegio de Carabineros. Al acabar sus estudios, se graduó en 1902 como 2º Teniente de Carabineros.

DE EL ESCORIAL

Estuvo destinado en Navarra y Guipúzcoa de 1904 a 1907. De Guipúzcoa marchó en 1909 a El Escorial, como profesor del Colegio de Carabineros. Allí fue uno de los organizadores de los Exploradores de El Escorial y fue condecorado en 1913 con la Cruz de primera clase del Mérito Militar, con distintivo blanco y pasador de “Profesorado”.

De El Escorial pasó en 1915 a Huelva, ascendiendo a capitán; de Huelva a Madrid, en 1917 y de Madrid a Nueva York en 1920. En aquellos años escribió dos libros. El primero de ellos fue publicado en 1916, con el título La vida y la raza a través del Quijote. Fue prologado por Miguel de Unamuno, a quien Cueto había conocido en El Escorial y con quien a partir de ese momento mantendría una estrecha amistad. El segundo fue editado en 1918: De mi ideario: Divagaciones de un militar demócrata alrededor de varios temas de actualidad. En él expresaba sus opiniones acerca de los acontecimientos de aquellos años, haciendo gala de aliadofilia ante la I Guerra Mundial, frente a la germanofilia de la mayoría de los militares. Además, se autodefinía como monárquico y militar, pero de ideas democráticas y de izquierdas; y defensor del uso del euskera y de su tierra, pero no del nacionalismo vasco. Cueto tenía especial querencia por el euskera, hablado por la mayoría de los habitantes de su villa natal: “Yo, que amo profundamente el vascuence, no sólo porque lo hablé en mis primeros años, sino porque, al asomarme a los umbrales de la filología, he visto en él un lenguaje príncipe entre los que hablan y han hablado los hombres”. Sin embargo, era muy crítico con el nacionalismo vasco.

A NUEVA YORK

En 1920, debido a la demanda de profesores y lectores de español en Estados Unidos, pidió una licencia para marchar a Nueva York como profesor de castellano en la Universidad de Columbia. Allí, “bajo su dirección se publicó una hoja literaria en que aparecen trabajos que defienden la literatura española, habiéndose publicado de ella, números extraordinarios, dedicados a la memoria de Cervantes”. Durante su estancia se reforzaron sus ideas laicistas, su desengaño con respecto a la Iglesia Católica y la necesidad de regeneración de las instituciones españolas. Volvió a España en 1922, reintegrándose al servicio y siendo destinado a Pamplona. En septiembre de 1925 fue trasladado a Vera de Bidasoa (Navarra), como capitán de la compañía de carabineros de la localidad. Allí descubrió una de las provocaciones de la policía del Directorio Militar de Primo de Rivera para con sus oponentes.

DE CONSPIRADOR Y OPOSITOR A LA DICTADURA

A partir del incidente de Vera, que se unió a las ideas que venía propugnando desde su estancia en Estados Unidos, Cueto se convirtió en opositor a la Dictadura y a la Monarquía, comenzando a participar en las conspiraciones que se producían para provocar su caída. Esto le valió un consejo de guerra por “publicación y reparto de hojas clandestinas”, que le condenó en 1928 a dos meses de arresto mayor y ordenó su traslado a la Comandancia de Asturias, donde se unió a los grupos que conspiraban contra la Dictadura. Fue allí además donde, en marzo de 1928, se inició en la Masonería, bajo el nombre simbólico de Indarra. A lo largo de 1928 y 1929 inició contactos con destacados opositores a Primo.

A AYUDANTE DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Proclamada la República fue adscrito al Ministerio de Hacienda como delegado de la Comisión Incautadora del Patrimonio que había pertenecido a la Corona. Cueto permaneció en ese puesto hasta septiembre de 1932, fecha en que fue destinado al Cuarto Militar de la Presidencia de la República, como jefe agregado y ayudante militar de Niceto Alcalá Zamora y posteriormente de Manuel Azaña, ascendiendo a teniente coronel el 1 de febrero de 1935.

BATALLA DE VILLARREAL

Al comenzar la Guerra Civil, de acuerdo con sus antecedentes ideológicos, Cueto se mostró fiel a la República. Permaneció en el Cuarto Militar de la Presidencia de la República en Madrid hasta octubre de 1936, cuando marchó a Bilbao para hacerse cargo del mando y la instrucción del Batallón de Izquierda Republicana (IR) Azaña-Vizcaya. Cesó de su puesto el 11 de noviembre y el día 13 recibió el mando de la columna que guarnecía el frente de Ochandiano, encargándose de reorganizarla y prepararla para la próxima ofensiva que la República planeaba contra Vitoria. La ofensiva de la llamada “batalla de Villarreal” comenzó el día 30 de noviembre y en los primeros momentos la columna Cueto consiguió buenos resultados. Sin embargo el ataque se atascó al poco tiempo y chocó con la imposibilidad de tomar Villarreal, fracasando la ofensiva. Ante este fracaso, Cueto fue relevado rápidamente. Este fracaso explica las palabras que Azaña le dedicó: “Cuando supe que le habían dado mando de tropas en primera línea me disgusté (por él y por lo que el caso revelaba), pues un jefe de Carabineros, ya entrado en años, apartado profesionalmente de toda instrucción de campaña, no parecía el más indicado para el caso”.  Tras su cese, Cueto volvió a Bilbao y fue nombrado comisario de los Batallones de IR.

EL ÚLTIMO DEFENSOR

Cueto fue ascendido a coronel en febrero de 1937, quedando sin destino hasta el 14 de junio del mismo año, fecha en que se le encargó la defensa de un sector de Bilbao con dos batallones, para asegurar la retirada de las fuerzas de la orilla derecha de la ría del Nervión. Finalmente se decidió la retirada de la ciudad, volándose los puentes de la ría para dificultar el avance de los franquistas. Sin embargo, Cueto decidió permanecer en Bilbao y el mismo día de su conquista por las tropas de Franco, el 19 de junio, escribió una carta dirigida al nuevo gobernador militar de la ciudad en la que refería que estaba en su domicilio  enfermo, “pero no escondido ni trata de eludir responsabilidades. Al contrario está impaciente por responder de sus ideas, de sus palabras y de sus obras”. Días después, el 22 de junio, envió otra misiva a la misma autoridad en la que decía que, enfermo, le era imposible acatar las órdenes de presentarse en el Gobierno Militar, tal y como se había exigido a los jefes y oficiales que se habían quedado en la plaza tras su caída, ya que: “mi adhesión al Gobierno de la República es plena, fervorosa, cordial. Mi cuerpo está aquí a merced del vencedor de esta jornada; pero mi alma está allá”. A la vez, le enviaba los cuarenta folletos que le quedaban de su obra Mi segunda vuelta. Al día siguiente fue detenido y enviado a la prisión del Instituto Nacional de Bilbao, comenzando un consejo de guerra de urgencia contra él, en el que fue acusado de rebelión militar. Tras una primera declaración indagatoria, en la que Cueto reconocía todo lo escrito en las cartas y en Mi segunda vuelta y su lealtad al Gobierno republicano, el fiscal pidió la pena de muerte para él. Por el contrario, su abogado defensor esgrimió que no había sido hecho prisionero sino que se había puesto a disposición de la autoridad militar y sólo había realizado labores de retaguardia; manifestando el propio Cueto que siempre había condenado el marxismo y el separatismo, lo que se podía comprobar en su obra literaria. Finalmente, el día 24 de junio fue condenado a muerte por el delito de Rebelión Militar, debido a su actuación militar a favor de la República, su negativa a unirse al “Ejército liberador”, “hacer propaganda de ideas rebeldes” y considerar “como fuerzas leales y legítimas las rojo-separatistas”. El general Dávila, general jefe del Ejército del Norte, dio el enterado el 26 de junio de 1937, siendo ejecutado finalmente dos días después, en la madrugada del 29 y enterrado en el cementerio de Bilbao.

Texto extracto de: RUIZ LLANO, Germán: “Juan Cueto Ibáñez, un alavés defensor dela República”. Revista Sancho el Sabio, 34, 2011, 159-178. Vitoria-Gasteiz.

One Response to BIOGRAFÍA

  1. Hemos enlazado nuestra entrada sobre el Batallón Azaña Bizkaia con la biografia de Juan Cueto. Gracias por vuestro trabajo. https://errepublikaplaza.wordpress.com/2015/08/15/trayectoria-del-batallon-azana-bizkaia-7/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: